Navigation


RSS / Atom



Ponencia sobre el cáncer

CHIKUNG (QIGONG) ¿UNA SOLUCIÓN PARA EL CÁNCER Y PARA LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS Y DEGENERATIVAS?

(Texto completo de la ponencia presentada en el 2º congreso Mundial de Chikung celebrado en San francisco entre el 21 y el 23 de noviembre de 1997 por el Gran Maestro Wong Kiew Kit, que recibió el premio de “Maestro de Chikung del año”.)

El enfoque terapéutico en la medicina convencional es prescribir un tratamiento particular para una enfermedad particular. Esto es efectivo cuando la causa de la enfermedad es conocida, como en el caso de la malaria y la tuberculosis. Pero cuando la causa es desconocida, como en el cáncer y las enfermedades crónicas y degenerativas, prescribir un tratamiento para curar la enfermedad se convierte en teóricamente imposible. El tratamiento por lo tanto, queda relegado al propósito de aliviar los síntomas, no la enfermedad.

Podría interesarle saber que en la filosofía médica china, los médicos no tratan la enfermedad—tratan al paciente. Los médicos chinos no se preocupan de tratar el cáncer o la arteriosclerosis, sino de que sus pacientes se curen y estén bien. Superficialmente, tratar las enfermedades y restaurar la salud del paciente puede parecer lo mismo, pero si lo examinamos con más profundidad nos muestra que son muy diferentes, y en el caso del cáncer y las enfermedades crónicas y degenerativas, es la diferencia entre la resignación y la esperanza, el sufrimiento y la recuperación. Los médicos chinos restauran la salud del paciente, restaurando la armonía Yin/Yang. En términos más familiares en Occidente, esto quiere decir restaurar la habilidad natural del paciente para superar las enfermedades.

No olvidemos que los mismos factores que causan el cáncer o cualquier enfermedad crónica o degenerativa en un paciente también afectan a otra gente, pero otra gente no sucumbe a la enfermedad, a pesar de la presencia de los factores causantes de ella, porque sus sistemas corporales funcionan de forma natural para superarlos. Más significativo es, el hecho de que antes del comienzo de la enfermedad, el mismo paciente tiene esta habilidad natural.

Aunque puede haber incontables factores inmediatos que causan que los sistemas corporales fracasen en sus funciones naturales, la causa-raiz es debida a los 2 factores que siguen:

1) Bloqueo energético que perturba el flujo de energía que hace funcionar los sistemas corporales.
2) Energía insuficiente para que los sistemas funcionen.

Por ejemplo, si el flujo de energía que informa al cuerpo de que hay células cancerígenas o exceso de grasa se interrumpe, el cuerpo no activará los mecanismos necesarios para adaptarse al ambiente de forma efectiva. O si el cuerpo no tiene suficiente energía, entonces no será capaz de adaptarse a las circunstancias con efectividad.

Al fin y al cabo, la vida es un significativo flujo de energía. Si este flujo de energía se interrumpe o es insuficiente, la enfermedad aparecerá. Chikung es el arte de la energía y su objetivo fundamental es promover un flujo de energía armonioso. En términos occidentales, esto significa asegurarse de que la energía que mantiene el sistema de realimentación (feedback), que produce solo las hormonas adecuadas en el cuerpo, que repara el desgaste, que se deshace de los residuos tóxicos, que proporciona inmunidad y defensas y que llevan a cabo otros innumerables trabajos que te mantienen a ti, a mi y a cualquier otro, vivo y sano, funcionan de forma natural.

Esto se consigue de 2 maneras principalmente, las cuales a su vez son los 2 aspectos principales del entrenamiento chikung, a saber:

1) Limpiar o despejar el bloqueo de energía.
2) Aumentar los niveles de energía.

Según las estadísticas, 1 de cada 5 personas en los Estados Unidos sufre de cáncer, y la situación en otras partes del mundo es igual de negativa. Aun así, la primera causa de muerte hoy, es todavía (especialmente en los países desarrollados) las enfermedades cardiovasculares. Otras enfermedades crónicas y degenerativas, tales como el asma, diabetes, úlcera péptica, artritis, reumatismo y otros dolores corporales también están causando mucho sufrimiento.

El punto crucial que quisiera compartir hoy con ustedes y con el resto del mundo, es que el cáncer y las enfermedades crónicas y degenerativas pueden curarse practicando Chikung.

Esta afirmación, hecha con sinceridad, se basa no solo en una sensata filosofía médica, sino en mis muchos años de experiencia curando a pacientes de esas enfermedades. Muchos otros Maestros de chikung tienen éxitos similares. Presentaré la explicación filosófica de la curación chikung en esta sesión plenaria, después demostraré técnicas relevantes de chikung en los talleres prácticos que le seguirán. Para entender como y porque practicar chikung puede curar el cáncer y otras enfermedades crónicas y degenerativas es necesario ser consciente de que el paradigma médico convencional de Occidente no es la única forma correcta de enfocar el cuidado de la salud y el tratamiento de la enfermedad. Otra forma, que ha pasado la prueba del tiempo a través de muchos siglos, es el paradigma de la medicina tradicional China.

Nos puede servir de inspiración saber que el sistema médico chino es el que ha mantenido la salud y el bienestar de la población más grande del planeta durante el periodo más largo de la historia conocida. De acuerdo con la filosofía médica china, no existe algo que sea “enfermedad incurable” a pesar de que el paciente pueda resultar incurable si su enfermedad, incluso una muy simple, ha causado un daño más allá de un cierto límite. El punto de partida de la práctica médica china es que todas las personas son sanas por naturaleza. Solo unos minutos para la reflexión, servirán para comprobar la veracidad de esta afirmación. Alrededor de vosotros, igual que alrededor de cualquier persona del mundo, hay literalmente millones y millones de gérmenes que pueden causar enfermedades mortales. Estás constantemente sometido al desgaste dentro de tu cuerpo, y expuesto a todo tipo de estrés y de poderosas radiaciones del espacio exterior.

Con todo, a pesar de todos estos factores causantes de enfermedad afectándote en todo momento, permaneces sano. De hecho, si no fuera por nuestra habilidad natural de superar enfermedades, nadie podría vivir ni siquiera unos instantes. ¿Entonces, porque aparecen enfermedades en algunas personas? Es porque sus sistemas corporales han fracasado en su ajuste a las circunstancias causantes de la enfermedad. En la filosofía médica china nos referimos a este fallo como “falta de armonía Yin/Yang”. Yin simboliza los sistemas corporales y Yang, los agentes causantes de la enfermedad.

Afortunadamente, lo normal es que exista armonía Yin/Yang: la salud es un derecho natural. La enfermedad, sea cual sea el nombre con el que etiquetemos sus síntomas es antinatural y puede remediarse. Tomemos el cáncer como ejemplo, es un hecho innegable que estamos viviendo literalmente en un océano de agentes cancerígenos, y que somos bombardeados por radiaciones en todo momento. En otras palabras, los agentes cancerígenos y la radiación que pueden causar cáncer en 1 de cada 5 personas en los Estados Unidos y otros países, también afectan a las otras 4 personas. De hecho lo que deberíamos preguntarnos es no porque 1 de cada 5 personas padece cáncer sino porque 4 de cada 5 no lo padecen.

Actualmente, según los expertos en cáncer, todo el mundo padece cáncer no 1 o 2 veces sino miles de veces a lo largo de su vida, y ese mismo número de veces supera el cáncer sin saberlo conscientemente. Solo cuando los sistemas de una persona fallan en sus funciones naturales, el cáncer o cualquier dolencia aparece como una enfermedad clínica. Tomemos otro ejemplo, el de la arteriosclerosis. Si se deposita demasiada grasa en las paredes internas de las arterias, restringirá la suave circulación de sangre, dando como resultado problemas serios. Como la medicina occidental, en su estadio actual no entiende la causa de los síntomas que colectivamente se clasifican como arteriosclerosis, no se puede ofrecer una solución efectiva. El público tiene la impresión general de que si uno come demasiadas grasas, es más propenso a padecer arteriosclerosis.

Pero, de hecho, usted y la mayoría de gente puede tomar más grasa que los pacientes con arteriosclerosis pero no por ello sufren la enfermedad. Esto es porque sus sistemas corporales pueden adaptarse y ajustar las grasas, mientras que los sistemas de los pacientes han fallado en su función natural.


Adalia Iglesias

Adalia Iglesias Instructora de chi kung por el Shaolin Wahnam Institute.

 

 


Contenido de la web


Artículos destacados


Enlaces externos


En Facebook


Teléfono de contacto